Así trabajo

Conocer cómo trabajo es muy importante para saber si soy la persona adecuada para lo que necesitáis.

Así es como trabajo

Fotografío tanto en estudio fotográfico como en exteriores, dependerá del tipo de sesión que hayáis elegido. Me gusta cuidar hasta el más mínimo detalle y estar pendiente del tema maquillaje y peinado en los reportajes más elaborados. En el resto de sesiones os asesoro en todo momento sobre qué tipo de ropa llevar o qué colores combinan mejor, ya que me gusta ofreceros mi consejo en estos casos para que las fotografías que hagamos sean lo más armoniosas posibles.

Formo parte de los fotógrafos que dedican muchas horas detrás de una pantalla de ordenador. Edito en
programas profesionales como Photoshop, Lightroom, Capture One y Camera Raw. La edición que realizo es muy minuciosa y cuido cada mínimo detalle de cada fotografía que realizo. Es decir, que voy mucho más allá de simplemente darle una pequeña edición de mejora de luz y color; a veces hasta un pelito que se ha quedado pegado en nuestra cara me molesta ¡y he de quitarlo! :) Es un trabajo que a veces se convierte hasta tedioso debido a la cantidad de tiempo que le dedico, pero rompiendo una lanza a mi favor, ese perfeccionismo es el que me lleva al resultado que estoy buscando:

Una edición impecable

Para ello también dispongo de material profesional como cámaras, flashes y otros accesorios que me ayudan a reflejar lo que vosotros estáis buscando. Siempre digo que la "cámara no hace al fotógrafo" y es cierto, al igual que tener un ferrari no te asegura tener la destreza para conducirlo, pero un buen material siempre consigue una mejor calidad.

Edición de fotos

Hoy en día se da muy poco valor a la edición, pese a ser un pilar fundamental en cualquier fotografía, por muy poco o muy editada que esté.
Una mínima edición ya genera una gran diferencia.
En mi caso, como ya os he dicho anteriormente, soy muy minuciosa con los detalles, por lo que la diferencia todavía es más notable.
Siempre digo que una fotografía es como un pastel: disparar las fotos en una sesión es la masa, y los parámetros que modificamos en la edición son los ingredientes, de tal manera que cuando finalizamos el trabajo, el pastel se "hornea" y ya está listo para ser saboreado :)

Hay gente que pregunta: "¿Podrías darme las fotos sin editar?" o "¿Me harías descuento si me las das directamente de la cámara?". Lo preguntan desde la ignorancia de creer que la cámara es capaz de hacerlo todo. Y no es así. Tiene la misma lógica que ir a una tienda de ropa y en vez de prendas os vendan las telas sin más; tendréis que realizar los patronajes y poneros a coser y diseñar. El resultado final seguramente sea desastroso ya que no todos tenemos esos conocimientos, por lo que habrá sido una pérdida de tiempo y de dinero mal invertido. Por lo tanto, hay que dejar que los fotógrafos os entreguen el trabajo 100% terminado.

Y sí, por sorprendente que parezca, las fotografías necesitan edición. Ya sea poca o mucha. Por eso os voy a dejar algunos ejemplos para que veáis cómo son recién salidas de la cámara y recién salidas del "horno", como digo yo :)

¿Hablamos?