Boudoir

La fotografía más mágica que existe; capaz de manifestar todo tu potencial.

¿Qué es el boudoir?

Tal vez te suene esta palabra, o tal vez no. Pero si es así, seguro que lo primero que te viene a la mente es un estilo de fotografía bastante atrevido.

Pues bien, boudoir realmente era el nombre de una pequeña habitación que existía en las casas de la alta sociedad. En ese lugar, las mujeres tenían sus tocadores y recibían visitas en privado, pues no se les era permitido juntarse con los hombres.

En resumen; un lugar íntimo, privado y exclusivo para ellas.

Ahora ya entiendes la conexión entre el nombre de esta habitación para mujeres y este estilo de fotografía.

Una sesión boudoir es la excusa perfecta para mimarte.

Si nunca has tenido el placer de descubrir el poder que guardas en tu interior, que crees no tener, que piensas que no mereces...
Es tu momento
Dirás, "es que estas chicas son preciosas".

Pues estas chicas,
son como tú.

Estas chicas son las que te cruzas por la calle, las que trabajan en una oficina o en un supermercado, las que van en tacones de aguja o en chándal, las que se maquillan a diario o las que no.
Estas chicas un día se atrevieron a conocer su poder, la belleza que realmente poseen y que nunca habían descubierto,

y ahora son todavía más poderosas.

Imparables
Invencibles


Y no, no es magia
Es el disfrutar de un momento exclusivo para ti, en el que te sentirás como en casa, cómoda, mimada, nos lo pasaremos súper bien tú y yo, nos haremos hasta amigas (¡asegurado!), y dirás "qué momento tan bonito, ojalá repetir". Pero cuando veas, en unos días, el resultado de esas fotografías... Te sentirás como una
DIOSA

Que es lo que eres.

Pero yo te ayudaré a
recordarlo,
a través del maravilloso trabajo
de la fotografía boudoir.

¿Te animas a sacar tu poder?

Preguntas habituales

• ¿Es sólo para mujeres? •
Está enfocado principalmente para mujeres. Pero mi método de trabajo no sólo se centra en mostrar una perspectiva femenina, sino en trabajar la belleza de nuestros cuerpos. Un hombre es bienvenido si quiere descubrir su auténtica belleza natural y disfrutar de un subidón de autoestima. ¡100% garantizado!

• ¿Hay que ser mayor de edad? •
Sí. Aunque no todas las fotografías boudoir son desnudos, la manera en la que se trabaja este tipo de fotografía no es apta para menores de edad. Si lo eres y te gustaría disfrutar de esta experiencia, te recomiendo que explores otro tipo de fotografía como una sesión individual en la que ponerte tu atuendo favorito.

• Me gustaría probar pero ¡Me muero de vergüenza! •
Es normal. No estamos acostumbrados a hacernos fotografías con una persona desconocida y menos que ésta pueda veros en ropa interior. Por eso mismo os animo a que, antes de atreveros a hacer una sesión, me conozcáis. Es necesario crear un vínculo fotógrafo-modelo para romper el hielo y ver que podemos congeniar muy bien. Lo más importante para mí es crear un ambiente de seguridad en el que estéis cómodas, respetando vuestros límites en todo momento.

• Creo que a mi pareja no le va a hacer gracia verme de esta manera... •
¿No le va a gustar ver tu cuerpo? ¿o no le va a gustar que alguien te vea así? Si la respuesta a ambas es "no"; ahí no es. Primero de todo aclarar que la fotografía boudoir es para TI y para nadie más. Si luego quieres aprovechar estas fotografías para regalárselas a tu pareja, me parece una idea maravillosa. Pero el boudoir es más que unas fotos, es una experiencia. Es un trabajo de amor propio, de abrazar nuestras inseguridades y hacerlas hermosas. Si tu pareja no te apoya en esto, no debería influirte en tu decisión. He tenido personas que han venido a "escondidas" de sus parejas y, aunque no me parece apropiado ya que tu pareja debería apoyarte, lo comprendo perfectamente. Sigue habiendo mucho estigma con este tipo de fotografías.

• Mi cuerpo ha cambiado y no me gusta, ¡ya no tengo 20 años! •
Todos los cuerpos cambian y no por ser más joven tienes un cuerpo mejor. Nuestro cuerpo es nuestro hogar, nos acompañará toda la vida y muchas veces no le damos el amor que se merece. Nos permite vivir experiencias, disfrutar del amor de nuestros seres queridos, descubrir nuevos lugares y sensaciones. En definitiva: nos permite existir. Por eso hemos de hacer un esfuerzo y aprender a amarlo tal y cómo es. Con sus defectos y virtudes, y mayoritariamente tiene de éstas últimas, aunque nos cueste verlas. Hemos de dejar de lado los estigmas que nos impone la sociedad.
Como siempre digo a mis chicas: la perfección no existe, pero la belleza sí. Y yo te demostraré la que posees realmente.

• Aún así, sigo pensando que es fotografía para chicas jóvenes •
Te sorprendería ver la cantidad de mujeres de todas las edades que han venido a mi estudio. Desde la veintena hasta bien pasados los cincuenta. Y muchas veces, la fiereza y belleza interior que aguardan las mujeres más veteranas son mucho más intensas que las más jóvenes. Es fascinante lo hermosas que son y lo poderosas que se vuelven una vez terminan la sesión. Son personas nuevas. Algunas de ellas incluso se han atrevido a dar pasos en su vida que antes les parecía impensable, como dejar un trabajo en el que no son valoradas o terminar una relación donde no eran felices. No lo habían hecho antes porque no recordaban lo poderosas que realmente eran. Pero gracias a unas fotografías que desbordan amor propio y seguridad, fueron capaces de dar aquellos pasos que tanto anhelaban.

• ¿Puedo hacerme una sesión con mi pareja •
Sí. Al contrario de lo que se piensa, una sesión boudoir no necesariamente ha de ser individual. Hacerte unas fotos íntimas y sensuales con tu pareja os ayudará a fortalecer ese vínculo tan bonito que tenéis. Es una buena experiencia que podéis regalaros por un aniversario, por ejemplo.

• NO es fotografía pxrnxgráfica •
Aquellos que tildan estos trabajos como pxrnxgráficos, no se han molestado en buscar el significado de este mismo concepto. El boudoir es sensual, íntimo y bello y, a diferencia de todo lo relacionado con la pxrnxgrafía, NO hay contacto ni actos sexualxs de ningún tipo.